Los años noventa supuso, para la literatura cubana, una apertura hacia personajes homosexuales, en especial los masculinos. De todos he sabido que el tema de la homosexualidad en Cuba ha sido un tema tabú para la política cultural del gobierno desde finales de los 60 y que con la aparición de una nueva generación de artistas y escritores, que se dió a conocer con fuerza a mediados de los 80, la representación de la homosexualidad ha conquistado un espacio definitivo en la cultura nacional.

Aquí les dejo el enlace al artículo Sujetos queers en la literatura cubana: hacia una (posible) genealogía homoerótica, escrito por Jesús Jambrina en alocubano.com

Compartir: