Nacido en Tánger (Marruecos) en 1956, pasó la mayor parte de su vida en Agüimes (Gran Canaria), aunque su amor por África le acompañaría siempre y así, lo vemos reflejado, no solo en su obra sino también en cualquier actividad cultural que llevó a cabo.

Hárraga, El caso Sankara, Las cenizas de Bagdad, Preludio para una muerte, La sombra del Minotauro, Me llamo Suleimán, Un largo sueño en Tánger, Nelson Mandela, El camino a la libertad, el último libro que publicó el pasado 2018, son novelas que forman parte ya de nuestra literatura y como dramaturgo no podemos olvidarnos de tres de sus obras que han recorrido los teatros de las siete islas: El crimen de la perra Chona, texto que escribió en colaboración con el escritor Alexis Ravelo, Los malditos y la adaptación teatral de su novela, Me llamo Suleimán.

En su faceta de traductor contribuyó también a la difusión de las obras de escritores y escritoras de África como: Amadou Hampaté Bâ, Mares, Prima Yasmina Khadra, Lilyan Kesteloot o Ken Bugul.

En 1987 sus inquietudes culturales le impulsan a incorporarse como concejal de Cultura y Desarrollo Local del Ayuntamiento de Agüimes por la formación Roque Aguayro,  poniendo en marcha proyectos tan importantes como  el Festival del Sur-Encuentro Teatral Tres Continentes, un evento que reúne a compañías de África, América y Europa con el fin de crear un espacio para el encuentro y el diálogo entre las culturas de los tres continentes vinculados al archipiélago canario y el Festival Internacional de Narración Oral «Cuenta con Agüimes», el de mayor antigüedad de España y que reivindica la palabra como elemento esencial de la comunicación humana, la recuperación del hábito de contar y el encuentro multicultural en torno a la oralidad.

Siempre tuvo una participación activa en cualquier proyecto cultural en el que se pidiese su colaboración: charlas, club de lecturas, conferencias, encuentros, etc.

En su obra siempre nos quedará su recuerdo. Gracias Antonio.

(Imagen tomada de la web de Casa África)