El humor negro está presente en toda la obra, haciéndose patente en cada una de las innumerables situaciones de enredo provocadas por el peculiar protagonista de la novela.

 

Compartir: