El autor, de estilo rudo y vidrioso, no podía ser más distinto de su personaje.

Compartir: