El novelista Carlos Ruiz Zafón, considerado como uno de los autores más leídos y admirados en todo el mundo, ha fallecido con 55 años en su domicilio de Los Ángeles como consecuencia de un cáncer de colon. Una triste noticia.

De Zafón se sabe que nació en Barcelona en 1964, que había estudiado en un colegio de jesuitas, que su primer talento fue el dibujo y empezó a escribir historias de terror de adolescente. Su primera novela se la llevó al editor de Cien años de soledad que curiosamente no se la publicó pero le animó a seguir escribiendo.

Después se matriculó en Ciencias de la Información y al año empezó a trabajar en el mundo de la publicidad. Llegó a ser director creativo de una importante agencia de Barcelona hasta que en 1992 decidió abandonar la publicidad para consagrarse a la literatura.

Zafón comenzó escribiendo novelas infantiles y juveniles, llegando a ganar, en 1993, el premio Edebé  con  El príncipe de la niebla. Las tres siguientes también estuvieron dedicadas a lectores jóvenes: El palacio de la medianoche (1994), Las luces de septiembre (1995) (estas, con su primera novela, forman la La trilogía de la niebla que posteriormente serían publicadas en un solo volumen) y Marina publicada en 1999, al que guardaba especial predilección.

Luego dió la campanada con La sombra del viento, aparecida en 2001 y que con más de quince millones de ejemplares vendidos está considerada la novela española más difundida después del Quijote. En la historia editorial de España no se había alcanzado antes esa cifra de una sola novela. Se ha traducido a más de 30 lenguas en más de 40 países y consta como el mayor éxito de ventas mundial de la narrativa española con más de 10 millones de copias despachadas y cosechó muchísimos reconomientos y premios.

El escritor se inspiró en unos almacenes de libros viejos que había visitado en las afueras de Los Ángeles. Impresionado por sus dimensiones y su oscuridad polvorienta, decidió trasladar uno de ellos a su ciudad natal.

Toda la serie es una especie de juego de muñecas rusas, de historias escondidas dentro de otras historias que configuran una compleja trama gótica ambientada en una Barcelona literaria y tenebrosa desde los inicios del siglo XX hasta la actualidad. Y proponen una gran reflexión sobre el papel del libro y la incidencia de la literatura popular justamente en un momento clave de revolución internacional de los hábitos y las tecnologías de la lectura.

La sombra del viento constituye la primera entrega de tetralogía llamada El cementerio de los libros olvidados, que incluía los títulos El Juego del ángelEl prisionero del cielo y El laberinto de los espíritus.

Desde La calma lectora nos despedimos con una entrevista que Andreu Buenafuente hizo a Carlos Ruiz Zafón en el programa Late Motiv. Justo acababa de terminar el proyecto de El cementerio de los libros olvidados.

Descanse en paz.

Compartir: