Las ciento treinta páginas de Sánchez se leen en un suspiro y nada más empezar te sientes dentro de una película. « La novela habla de personajes «perdedores» que se tienen que enfrentar a las dificultades del ambiente en el que viven. Sánchez y Nikki, son dos buscavidas que tienen que hacer algunos «mandaos». Intentan localizar a un perro para vendérselo a una italiana que se dedica a las carreras de galgos» Todo ocurre en una noche de agosto en Madrid.

Es la segunda entrega de una Trilogía instantánea de Madrid. Esther García Llovet se afirma aquí como una extraordinaria retratista, de un Madrid que no sale en las guías turísticas: de la urbe marginal y de extrarradio, de altas horas de la madrugada, poblada por personajes escurridizos e inquietantes.

En esta historia no son tan relevantes las acciones que ocurren, como todo lo que las rodea, es sencillamente el hilo sobre el que se sustenta la narración de García Llovet y el mundo que envuelve a este par de chanchulleros en Madrid.

Con este libro la escritora Esther García Llovet fue finalista al Premio Ciudad de Santa Cruz de Tenerife de Novela Criminal 2020.

Compartir: